Sí quiero

Allá donde vamos, nos invitan siempre a algún matrimonio. Somos conscientes de que la razón no es nuestra simpatía y saber estar, sino el aportar la nota exótica que todos l@s espos@s desean que haya en su boda. En Camerún nos invitaban por ser blancos, en España, por vestirnos de cameruneses y en Chile, por hablar raro. Afortunadamente estas bodas son siempre de mucho amor y poca parafernalia. Sencillas, emotivas y muy divertidas.

Así fue el enlace de una gran seguidora (chilena) del blog con el vecino del quinto de nuestros más fieles lectores (españoles). Nosotros, como autores de chilealtiro, debíamos ser testigos, por supuesto, de esta increíble casualidad que unía el Parque Bustamante con Tirso de Molina.

Los recién casados ahora se marchan de Chile dejándonos un poco perdidos y desamparados porque desde que llegamos han sido nuestro referente, nuestra ayuda y nuestro faro. Os vamos a echar mucho de menos.

collage artista chilena

Tu obra, siempre presente en nuestro hogar, ¡artista!

Anuncios