¿Reci-qué?

Hay muchos hábitos de los que no podemos ni queremos desprendernos, como la separación de residuos para su correspondiente reciclaje. En Santiago, dependiendo de tu comuna, puede ser una ardua tarea reciclar papel, vidrio y plástico. En el centro, donde vivíamos, no había contenedores para dicho fin, así que tuvimos que localizar los puntos de reciclaje de una empresa fiable en otra comuna y una vez que teníamos una cantidad considerable de papeles, botellas y plásticos, armarnos de mochila y bici y llevar toda la basura hasta sus contenedores.

reciclaje vidrio - los angeles

Contenedor para vidrio de la plaza Pinto

Acá en Los Ángeles es incluso más difícil. Al llegar, comenzamos una labor de investigación y todo el mundo se quedaba ojiplático cuando preguntábamos por los contenedores de colores. Por nuestros propios medios, encontramos un contenedor de vidrio en una plaza cercana. Un problema menos. De contenedor azul, ni rastro, pero hemos visto que a veces pasan los cartoneros con sus carritos recogiendo cartón y periódicos. El resto del papel lo usaremos para encender la chimenea. Latas y plásticos aún no hemos encontrado dónde reciclarlos, pero hemos optado por una solución mejor: solo compramos envases retornables o que vayamos a poder reutilizar.

cartonero

Un cartonero por la avenida Los Ángeles

Si bien, lo que realmente está siendo duro es la batalla contra los “empaquetadores” -los estudiantes que en el supermercado te meten tus compras en el mayor número posible de bolsas-. Llevamos dos meses intentándolo y aún no hemos conseguido que nos entiendan cuando les decimos: “NO queremos bolsas”. ¡Cortocircuito! Simpre nos toca vaciarlas e introducir las compras en nuestra mochila.

Anuncios