Oda a la araucaria y a sus piñones

ALTA sobre la tierra
te pusieron,
dura, hermosa araucaria
de los australes
montes,
torre de Chile, punta
del territorio verde,
pabellón del invierno,
nave
de la fragancia.

[…]

Oda a la Araucaria de Pablo Neruda

bosque de araucarias

Bosque de araucarias en el parque nacional de Huerquehue (Araucanía)

La araucaria araucana es el árbol nacional de Chile, declarado incluso monumento nacional, mide de 30 a 80 metros y muchos lo confunden con el pino, aunque su relación es muy lejana. El nombre del género deriva de la Araucanía, región donde los nativos mapuche, que la llaman pehuén y a sí mismos pehuenches, basaban su alimentación en sus semillas, los piñones. Neruda, en su oda, atribuye a estos piñones un papel fundamental en las batallas de los “indios” contra los “guerreros de Castilla”.

Hace unos días estuvimos paseando por un bosque de araucarias en los Andes y pudimos comprobar este poder secreto de unos árboles realmente extraños. Crecen en suelos volcánicos y crean una atmósfera muy misteriosa. Al caminar entre ellos, tienes la constante sensación de que de un momento a otro va a aparecer un dinosaurio.

Además, desde que llegó el otoño, las calles de Los Ángeles se han llenado de piñones, los venden en todas las esquinas y nosotros ya hemos aprendido a cocinarlos: simplemente hay que cocerlos o asarlos y están riquísimos, con un sabor muy parecido al de las castañas.

piñones de araucaria

Puedes comprar los piñones en cualquier calle, pero están mejor si los recoges del bosque

Pero si la araucaria ha entrado en nuestras vidas no es ni por su extraña belleza ni por sus ricos piñones, sino porque es la portada de nuestra recién estrenada libreta de matrimonio.

Anuncios