La plaza Pinto

plaza pinto - los angeles

La plaza Pinto es nuestra plaza, nuestro referente, el equivalente a nuestro camerunés rond point Nlongkak, aunque bastante menos entretenida. Es una plaza tranquila, relajante, con olor a otoño, mientras que el rond point era puro ruido, música y olor a poisson braisé.

Es una plaza que nada tiene que ver con las actuales, en ella predominan los árboles, las flores y el césped, y apenas dejan espacio al cemento. No hay columpios, ni máquinas para hacer deporte, ni un parking bajo la plaza. No está pensada para el hombre, sino para los enormes árboles y por eso nos gusta tanto. La tenemos que cruzar cada día, también podríamos bordearla, pero preferimos cruzarla y ver cómo los árboles van diciéndonos en qué estación estamos (no es fácil asimilar que sea abril y esté empezando el frío).

kiosco el flaco

El kiosco “El Flaco”, enfrente del liceo alemán, espera a los alumnos

En la plaza se encuentra el Liceo Alemán, cuyos alumnos salen estos días a la plaza a hacer el famoso test de Cooper. También en ella está el restaurante Se llama Perú, en el que de vez cuando nos damos un homenaje comiendo su delicioso cebiche; al lado, Mi almazén, la única tienda de productos naturales y vegetarianos de la ciudad. En el lado opuesto está El Canelo, el centro de yoga que nos tiene enganchados y, muy cerca, la cafetería Casa Pueblo, más conocida (por nosotros) como “Café Gijón”, pues a cualquier hora del día en su terraza puedes encontrar al mismo grupo de tertulianas, cubiertas con frazadas cuando hace frío, debatiendo sobre la actualidad angelina.

iglesia - plaza pinto

La iglesia El Verbo Divino nos depierta cada mañana con sus campanas

kiosco de prensa

Siempre está leyendo el quiosquero

Nos gusta mucho la plaza Pinto, nos gusta observar a los estudiantes que se reúnen en el césped, a los tortolitos que ocupan los bancos, a las madres que pasean con los niños, pero sin duda, le falta un lugar de reunión como nuestro querido Búnker.

Anuncios