El señor don gato

A los inconvenientes ya conocidos de estar separados, ahora hay que añadirle uno nuevo: estar lejos de Lili.
Al empezar esta nueva etapa, decidimos que la gata permaneciese con Coque para hacerle compañía, pues él se quedaba solo en Los Ángeles.
Vanessa se fue a Santiago a vivir con Catalina, una chilena con pasado catalán, amante de libros y pájaros, que consiguió hacer fácil y placentera la vuelta a la gran ciudad. A pesar de que no está sola, echa mucho de menos a Lili. Y se consuela con la compañía del nuevo habitante del departamento: el señor don gato, un dibujo del ilustrador argentino Decur, que alegra las mañanas, pero, definitivamente, no es lo mismo.

Decur - gato y perro

El señor don gato acompañado por su amigo don perro. Simplemente geniales.

Anuncios