Hasta pronto, Biobío

Ha llegado la primavera y con ella nuevos cambios a nuestra vida. Después de un otoño lluvioso y un invierno frío e inconstante, por fin ha vuelto el sol.

Los nueve meses en Los Ángeles nos han permitido disfrutar de la tranquila vida en una ciudad de provincias, comprobar la hospitalidad de las gentes del sur, hacer buenos amigos, tener la oficina en un campo rodeada de nogales y limoneros, apasionarnos por el yoga en todas sus modalidades, descubrir parajes maravillosos, conocer la cultura china y aprender a hacer ganchillo. Pero estos meses también han sido sinónimo de mudanzas, cambios de trabajo, separación, viajes nocturnos en bus y conversaciones por skype.

Panamericana

Próxima parada: Santiago.

Ahora la familia recoge sus bártulos y vuelve a las andandas ilusionada con este porvenir que la ha vuelto a unir.

Anuncios