Enjuncado

Santiago, sumida como está en un proceso imparable de conversión en ciudad cosmopolita, no se da cuenta de que está descuidando su identidad. Surgen sin cesar rascacielos, centros comerciales y Starbucks, pero afortunadamente en muchos barrios aún quedan resquicios de autenticidad. En ellos convive la modernidad con los colmados y las tiendas de oficios como las de enjuncado. Bonita palabra completamente en desuso en España ya que Ikea llegó demasiado pronto y no nos quedan sillas que reparar.

enjuncar

Anuncios