Uruguay al tiro #Colonia

panorámica

Después de visitar la hermosa ciudad brasileña de Paraty, nos propusimos descubrir más tesoros coloniales de Latinoamérica. Así que el viaje a Montevideo lo completamos con un día en Colonia de Sacramento, la joya colonial uruguaya, fundada en 1680 por el portugués Manuel Lobo, situada a orillas del río de La Plata y patrimonio mundial de la Unesco. 

Muchas de estas antiguas ciudades resultan superficiales ya que no tienen una vida real cotidiana y no son más que un precioso decorado para turistas. No es el caso de Colonia, que a pesar de ser muy visitada (es una típica excursión en ferry desde Buenos Aires), tiene un encanto muy especial. No tuvimos tiempo de conversar con los lugareños sobre su día a día, pero sí vimos que los adoquines y las casas no eran de cartón piedra pues la hierba, la hiedra y las enredaderas crecían por todas partes sin control alguno.

Ese encanto se lo debe, en gran medida, a la ubicación. El centro histórico está situado en una pequeña península en pleno río de La Plata y rodeado por una muralla del siglo XVIII. Subir al faro y ver las frondosas plazas, el río y Buenos Aires al fondo es emocionante, al menos para nosotros, a quienes todos estos lugares siempre han sonado tan lejanos.

desde el faro

Vista desde el faro

Y también tienen mucho encanto las estrechas calles empedradas, los recovecos, las casas coloniales, los almacenes antiguos y comer en una terraza sintiendo que estás de vacaciones con toda la tranquilidad del mundo.

negocio

Pero el mayor encanto de todos es sin duda poder descubrir estos lugares con amigos

Seguiremos con las ciudades coloniales. Próximo destino: Cuzco.

Anuncios